Juego
CLOSE
CLOSE

Blog

12 DIC
GUÍA DEFINITIVA DE ALIMENTACIÓN EN INVIERNO

Combatir las bajas temperaturas y reforzar nuestro sistema inmunológico es el principal objetivo que debemos cumplir ante la nueva estación que está a punto de llegar.
 
Además de vitaminas y minerales, una perfecta alimentación en invierno nos proporciona calor interno. La quinoa, la avena, los frutos secos o el arroz contienen hidratos de carbono de absorción lenta que nos dan energía por más tiempo, lo que aumenta la termogénesis haciendo que gastemos más calorías cuando estamos en reposo.
 
Una alimentación saludable con productos de temporada junto a algunas recomendaciones nos ayudará a afrontar el invierno. ¿Cuáles son? Toma nota:

 
    •    Consume alimentos de temporada como la naranja, la mandarina o la piña y verduras como la calabaza, la endibia y el calabacín aportan las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita.
 
    •    Incluye cada día frutas y verduras, ya que aportan muchas vitaminas y minerales que ayudan a fortalecer las defensas y, al mismo tiempo, a aumentar nuestro rendimiento. La manzana o la pera, por ejemplo, están en su mejor momento, compuestas por un 80% de agua y abundante fibra. En esta época no hay tanta variedad de frutas como en verano pero podemos complementar con verduras de temporada como el brócoli, rico en vitamina C, antioxidante y muy bajo en calorías.
 
    •    El consumo de pescados y carnes blancas, así como legumbres, cereales y fibra te ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico. No olvides consumirlos de dos a tres veces por semana.
 
    •    Disminuye el consumo de grasas, sodio y azúcares optando por alimentos frescos. Los alimentos procesados contienen altas cantidades de grasas, sal y azúcares que aumentan los niveles de colesterol.
 
    •    Consume vitamina A para proteger la piel del frío. Puedes encontrarla en alimentos como la leche, el queso fresco y el huevo.
 
    •    Aumenta el consumo de líquido: aparte de ayudar al buen funcionamiento del organismo, las infusiones y los tés ayudan a combatir el frío.
 
    •    No olvides la Vitamina D: en invierno, con menos horas de luz, es conveniente introducir alimentos con vitamina D, como pescados (salmón o atún), leche, huevos, aguacate y champiñones.  


Estos son algunos consejos para seguir una dieta adecuada en invierno. Te ayudarán a hacer frente a resfriados y bajas temperaturas manteniendo tus defensas fuertes.

 

Deja tu comentario

Nombre *
Email *
 
 
  ENVIAR