Juego
CLOSE
CLOSE

Blog

10 JUN
GUÍA RÁPIDA DE UNA CATA DE ACEITE

Al igual que el apasionante mundo del vino, el aceite de oliva virgen extra es un producto altamente admirado que forma parte de nuestra cultura gastronómica desde hace siglos.

En el recetario andaluz, el aceite ocupa un papel esencial abarcando diversos tipos en función de la aceituna que se utiliza para su elaboración: arbequina, hojiblanca, picual y cornicabra son los cuatro tipos de aceites monovarietales más utilizados en la cocina.

Cada tipo de aceite proporciona a nuestos sentidos unas propiedades organolépticas distintas, con un aroma y sabor especial. Es por ello que los catadores profesionales de aceite estudian sus diferencias de manera sumamente cuidadosa.

Fases de una cata de aceite 

Las fases de una cata de aceite se asemejan a las de una cata de vinos, tal y como explicamos en anteriores artículos.

1. Vista: el color del aceite de oliva va desde el amarillo verdoso al amarilo pajizo, aunque no es deminante para saber la calidad del mismo.

2. Olfato: En esta fase detectaremos los aromas. Para concentrarlos mejor debemos atemperarlo tapando el vaso umos segundos antes o bien calentando con las manos el recipiente y moviendo ligeramente. La temperatura óptima a la que debe estar el aceite es de 28 grados.

3. Gusto: El gusto nos desevelará los diferentes matices, la intensidad, el dulzor, el picor y el equilibrio. Para saber si estamos ante un aceite de calidad debemos encontrar matices afrutados, frescos y tonos dulces, almendrados o vegetales.

4. Tacto: Al degustarlo notaremos una estructura y consistencia, ya sea acuosa, fluida, suave o pastosa.

Es importante destacar que entre aceite y aceite conviene tomar un trozo de manzana y algo de agua para eliminar el sabor anterior.

Tipos de aceite y características

  • Arbequina: de aroma afrutado, se caracteriza por un tono verdoso y un matiz que recuerda a manzana y almendra.Su intensidad es suave.
  • Hojiblanca: Es muy aromático y equilibrado, de color verde y típico de las zonas de Málaga y Córdoba.
  • Picual: Típico de Jaén. Es una variedad con gran personalidad, cuyos aromas van del amargo al picante, con una intensidad alta y matices de hierbas aromáticas.
  • Cornicabra: Es suave, equilibrado y lleno de matices dulces. Procede de la zona central del país.

Deja tu comentario

Nombre *
Email *
 
 
  ENVIAR